‘Vagina: A re-education’ un nuevo libro que te hará reencontrarte con tu zona íntima
La autora Lynn Enright quiere romper los mitos sobre el cuerpo que se han impuesto durante años.
Noticia

Aunque debería ser obvio que conozcamos bien nuestro cuerpo, la realidad es que nos vale madres y nos conformamos con lo que nos platicaron nuestros padres o lo que vimos en alguna clase de orientación o anatomía, lo cual no está precisamente mal, pero sí puede ser insuficiente o tener un enfoque desviado. En relación a la educación sexual, se nos llena la cabeza de mitos que normalmente no cuestionamos, pero por suerte hay gente preocupada por cambiar esto, como la autora Lynn Enright, quien acaba de sacar el libro ‘Vagina: A re-education’.

Lo que la autora busca con este libro es que justamente podamos re-econtrarnos con nuestra vagina, conocer más profundamente todo lo que envuelve a esa íntima zona de allá abajito que tantos misterios, olores, sabores, colores y sensaciones nos causa. Mucho de lo platicado en el libro tiene como base la experiencia personal de Enright, quien no se pone límites, sino al contrario, toca temas que la sociedad machista a veces estigmatiza, como los orgasmos, embarazos, menstruación y anatomía, pero lo hace de una forma amigable, con humor, ironía y mucha crítica a los mitos.

También nos invita a explorarnos y conocernos mejor, aceptarnos tal y como somos y a entender que nuestro placer es tan importante como el del hombre. Este último tema está poca madre que lo toque, porque dentro de la poquita educación sexual que recibimos, se nos habla mucho sobre la sexualidad y el placer de los güeyes como si fuera algo prioritario.

¿Por qué carajos tenemos que pensar en ellos antes que en nosotras?

Esta es solo una preguntita, pero la neta es que el libro nos va a provocar cuestionarnos muchísimos temas, y qué mejor que poder reflexionar, re-conocernos y aprender nuevas cosas. Es también una invitación para que entre nosotras platiquemos, porque a veces por pena o pudor ni siquiera nos atrevemos a hacerlo, cuando en realidad debería ser lo más normal del universo.

Al final, el chiste de conocernos mejor es amarnos tal y como somos, porque chicas, somos bellas de pies a cabeza, pero a veces no lo entendemos así.