Una marca de juguetes sexuales demandará al metro de New York por retirar sus anuncios
Consideran que la decisión es completamente sexista y va en contra de la libertad de expresión.
Noticia

La historia es esta. Hay una compañía llamada Dame que hace juguetitos sexuales para mujeres, y lo hacen por una simple razón: acortar la brecha de placer que existe entre hombres y mujeres. Por eso, en 2018 pusieron unos anuncios en el metro de New York, mismos que recientemente fueron retirados y por eso, la compañía los va a demandar.

Ahora les damos un poquito más de contexto, ya que el trasfondo de Dame está muy chido y, con el perdón de los hombres, tiene toda la razón. Es muchísimo más fácil que los vatos lleguen al orgasmo, ya sea jalándosela o cogiendo o etcétera, y aunque la experiencia de cada persona es distinta, las estadísticas dicen que el 91% de los hombres llegan a la explosión mientras que en las mujeres solo es el 39%. 

Es por eso que decidieron crear juguetitos para las morras, y aunque esto no es algo nuevo ni tampoco les asegura un orgasmo, sí representa una opción más cercana e íntima para el autoplacer, en caso de que se antoje. 

Y con esta visión es que se atrevieron a crear unos ads muuuuy chidos que pusieron en ciertas estaciones del metro de Nueva York, con previa autorización de las autoridades, en los que por un lado se ponía en evidencia esta urgencia para que también haya igualdad en relación al placer sexual, y para invitar a las chicas a satisfacer sus necesidades a partir de juguetitos cachondos.

Entonces aquí vino la bronca, porque la Metropolitan Transit Authority (MTA) dijo que había actualizado sus reglas y que no permitirían anuncios de negocios con orientación sexual. Ok, si esas son las nuevas reglas pues obvio se respetan, el rollo y el gran motivo por el que Dame va a demandar es que en el metro se siguen viendo anuncios que tratan de disfunción eréctil. O sea, para ellos sí, para ellas no. Sí es una completa incongruencia y en efecto, suena sexista

Además, bien lo dice Alexandra Fine, fundadora de Dame: “esta demanda es importante porque es necesario que podamos cambiar en la sociedad el falso concepto que tienen sobre de los vibradores y el placer sexual”. Lo chistoso es que New York es en realidad una ciudad muy abierta en muchísimos temas, pero bueno, como cualquier otra, tiene decisiones que pueden ponerse en discusión.