Todos, incluso tus papás, sabemos que ves porno
Es algo tan normal que ya no debería causar problemas hablar de él.
Noticia

Levanten la mano aquellos que no tenga ningún issue con hablar sobre porno, y sean bienvenidos a este confesionario con el que se van a identificar un poquito. Y es que a veces nos hacemos bien pendejos, pero por más tabú que sea, este es un tema taaaan normal que ha pasado por tantas generaciones hasta llegar a la nuestra, por eso, aunque escondas esta adicción, te aseguramos que tus papás saben que ves porno.

Pero eso pues equis, los papás lo saben todo, ellos también vieron o siguen viendo videos sexies, so good for them, lo interesante de esto es en realidad nuestra forma de consumir, o incluso, hacer porno. Y es que no es un secreto que nuestra sexualidad comienza a una edad bien temprana, somos bien pinches curiosos y desde morritos andamos tentando nuestras partes y mandando packs y claro, viendo videos prohibidos.

Sin embargo, hay alguno que otro detallito que nos diferencia de generaciones anteriores. Generamos y consumimos contenido sexual, conscientemente o no, en redes sociales y blogs donde este no es el tema principal, o sea, lo topamos mucho más en lugares comunes como tumblr, reddit o tiktok, es más, basta tener un dispositivo de Apple para mandar y recibir videos por Airdrop.

Por otra parte, la apertura que poco a poco se ha ido dando en cuestión de diversidad sexual e identidad de género, ha permitido que el contenido queer llegue mucho más rápido a nuestras pantallas. Es una realidad que en nuestras búsquedas regulares ponemos palabritas como: bisexual, non binary, gay, lesbian, queer, threesomes, etc., y todo eso nos prende, y aunque claro que podemos llevarlo a cabo en la vida real, nuestra adicción al móvil nos da una comodidad muy placentera.

Ahora nada nos espanta, con eso de que nos encanta el sexting, pues también tenemos esa apertura para ser nosotros mismos los que hagamos videos cachondos y enviemos el pack, muchas veces solos, pero otras en pareja. Además, también nos late andar de fetichistas, incluso a veces nos atraen las cosas medio gore o heavies, aunque no necesariamente sean las que practiquemos.

Muchas de las búsquedas en Google o en otros buscadores tienen que ver con porno, por eso hay millones de sitios y millones de videos a los que podemos accesar, lo curioso es que, ahora con  tanta invasión a nuestros datos, se dice que cada vez es más común ver a morritos de 13 a 15 años typeando palabras como sexo o porno, aunque es todavía más evidente ver a los de 16 a 18 años haciendo esto diario, o casi diario.

Al final todo es placer, aventura, atrevimiento, luego se dice que nosotros estamos tetos en temas de sexualidad, que no vemos porno, pero pues que cada quien piense lo que quiera. Igual cada quien tenemos nuestras formas de vivir nuestra sexualidad y con cada año y experiencia que tengamos, nos iremos abriendo las puertas para experimentar más. Sean felices, amix.