Tailandia es uno de los 3 países donde los juguetes sexuales son ilegales
Hasta el país que tiene la considerada  “capital mundial del sexo” tiene leyes contradictorias.
Noticia

El sexo y el erotismo son conceptos básicos de nuestra vida, pero aunque parezca increíble,  aún son de alguna forma estigmatizados en diversas partes del mundo. Uno de esos lugares es Tailandia, un caso bien chistoso e irónico, porque a pesar de que la ciudad de Pattaya es considerada como “capital mundial del sexo”; es uno de los 3 países en donde los juguetes sexuales son ilegales.

Y esto va más allá del “pasarla rico o bien” con un juguetito, esto es parte de una idiosincrasia bastante conservadora que, por un lado, le ha dado al hombre (¿en dónde no?) el “privilegio” de ser el responsable de provocar orgasmos a la mujer, y por otro, ha hecho que la mujer desconozca su cuerpo, lo cual es gravísimo, y obviamente esto hace que desconozca también toooodos los placeres sexuales que se puede auto-provocar.

Por este tipo de restricciones que solo llevan al desconocimiento, existen los embarazos no deseados, la violencia y hasta los feminicidios, y no, no estamos exagerando. Pero bueno, afortunadamente siempre hay quien quiera cambiar estas mentalidades y mandar alv los tabús, como Nisarat Jongwisan, una mujer thai que a través de textos y entrevistas, se ha pronunciado a favor de reformar las leyes que prohíben el uso legal de los juguetes sexuales, abriendo incluso una petición con la esperanza de que pronto se modifiquen.

El gobierno tailandés cree que hablar de orgasmos o penetraciones y masturbación es inmoral, lo cual es una tontería, a sabiendas de que justo Tailandia cuenta con montones de los llamados Red-Light District, sitios donde el sexo es la base del turismo, en otras palabras, los turistas sí tienen toda la libertad pero los locales no. Neta una ironía que da risa.

El deseo y la satisfacción sexual es algo fundamental para los seres humanos, y si esa satisfacción se produce por usar dildos, penes de plástico u otro tipo de juguetes sexuales, debería ser completamente bienvenida y legal, es un derecho de todxs.