Ser no binario también es motivo de orgullo
Se trata de tomar una decisión de identidad que te haga sentir libre.
Noticia

Pareciera que los pequeños pasos de inclusión y diversidad que hemos dado como humanidad al final sí han servido de algo, porque cada vez es más común ver la aceptación a la comunidad LGBT, incluyendo a la no binaria, que son aquellas personas que no se identifican como hombre ni como mujer, y quienes nos han dejado en claro que su identidad también es motivo de orgullo.

Hay gente que piensa que en México no hay comunidad no binaria, y pues no mamen, claro que sí existe, pero tampoco podemos negar que aquí quizás estamos más rezagados en ese sentido de visibilidad que, por ejemplo, Estados Unidos o Europa, sin embargo, quienes fueron a la marcha LGBT o acuden regularmente a bares y sitios con bandera de arcoíris, saben que lxs no binarixs están aquí, y eso está muy chido.

Pero bueno, todo esto viene porque nos hemos topado en internet testimonios de personas no binarias en todo el mundo, y la neta se siente bien leerles con tanta plenitud y libertad de ser, sin tener que rendir cuentas a nadie, y como eso es motivo de inspiración, pues queremos tomar unos ejemplos esperando que nuestrxs compatriotas no binarixs encuentren un poco de empoderamiento y seguridad ante sus miedos. Topen.

“Me gusta poder cambiar continuamente y tener chance de ser visto como más de lo que nuestras nociones de género nos han permitido. Me gusta cuando gente cisgénerno me pregunta si soy chico o chica y el valor que tengo para decirles que soy ambos, o ninguno, o más que esos términos”. Dice el coreógrafo Marikiscrycrycry. O una persona identificada como ‘EM’, comenta que: “estoy orgullosx de ser no binarix porque es muy especial, es muy raro tener la capacidad de reconocerte a ti mismx siendo algo fuera de las opciones que la sociedad te ha dado”.

 

William Dill-Russell se dedica al diseño de moda y dice que, “el apoyo y respeto que recibo y que correspondo a otras personas no binarias, me hace sentirme orgullosx de considerarme no binarix y saber que no estoy solx.” 

 

Por su parte, Bre Kidman, primera persona abiertamente no binaria en postularse al senado de Estados Unidos, dice lo siguiente: “Me enorgullece ser parte de una comunidad que está peleando por un asiento en la mesa; que trabaja en contra de la aplicación de la identidad asignada al nacer. Estoy orgullosx de ser el tipo de persona que puede reconocer que las diferencias de género no impide que todxs tengamos los mismos derechos, privilegios y representación que la gente cisgénero y heterosexual tiene.”

En fin, podríamos compartir muchos testimonios más pero quizás les aburriríamos, sin embargo nos queda claro que, por un lado, el poder reconocerse como persona no binaria no es cosa de un día, requiere valor, aprendizaje y sobre todo, mucho amor propio. Lo mejor es ver que entre esta comunidad (e incluso toda la LGBT) existe una camaradería, pues al final todxs luchan por algo en común: la libertad de identificarse como les plazca.