Ser cam-girl podría ayudar a mejorar tu autoestima
Es un trabajo duro y muy emocional en el que conoces gente pero también te descubres a ti misma.
Noticia

Recientemente hemos tocado algunos temas medio sexies, en los que palabras como pornosexo y cuerpo son la esencia, ya que son sumamente comunes y a veces medio tabú. Hoy toca hablar un poquitín sobre el camminguna práctica en la que te pagan por encender tu camarita y posar ante los ojos de clientes calientes que disfrutan verte y escucharte, un fetiche que incluso podría ayudarte a mejorar tu autoestima.

Obvio no les vamos a creer si dicen que no saben qué es el camming. Ya que lo consuman como clientes o lo hagan como trabajadores, es otro rollo, pero no podemos ignorar esta práctica de la cual en México no se habla mucho. Esto es como una especie de porno en vivo, que regularmente es consumido por hombres tanto solteros como casados (oops), que quieren fantasear con alguien que solo conocen a través de video. Ahí está la mina de oro para las cam-girls, quienes utilizan su imagen, sus palabras y su inteligencia para complacer a los clientes, quienes a su vez pues obviamente sueltan una lana.

Pero eso que suena como algo meramente placentero para los morros, en realidad tiene también sus beneficios para las chicas que se dedican a esto. Uno de los principales es que esta práctica puede afectar positivamente en su autoestima. Razones hay de sobra, pero por un lado, el hacer esto regularmente les permite apreciar y aceptar su cuerpo tal y como es, entender que es bello por sí mismo; y por otro lado, los clientes también ayudan a eso cuando dicen algo como “me encantas”, “tienes un cuerpo hermoso”, “quiero verte mañana otra vez”, “me hace bien hablar contigo”, entre tantas cosas.

Claro, cada mujer tiene su carácter, su forma de pensar y su forma de verse a sí misma, igual cada una reacciona de forma distinta con cada persona con la que interactúa, ellas tienen todo el control de la situación, porque si alguien se quiere pasar de verch, pues tan fácil termina la conexión y bye bye, next, y claro, tener las riendas también puede subirle una rayita a su seguridad.

Pero bueno, el camming es algo bien profundo que va más allá del mero entretenimientopuede tocar incluso temas de salud mental para ambas partes, porque puede convertirse en una especie de terapia psicológica, o incluso, en una de esas se podría crear un vínculo emocional entre emisor y receptor que les cambie la vida forever. Nunca se sabe.