Muy pronto se abrirá el primer museo de la vagina en el mundo
Londres será la sede de este peculiar museo.
Noticia

Fue hace un par de años cuando a una chica llamada Florence Schechter se le ocurrió armar un proyecto cuyo tema principal fuera la vagina, le dio vueltas al asunto hasta que decidió que quería crear el primer museo de la vagina en el mundo, algo que nadie se había atrevido a hacer antes, y que por suerte, abrirá sus puertas muy pronto.

Qué chido será poder decirle a nuestras bff: “morras, vamos al museo de la vagina”, suena cool, ¿no? Pues a partir de noviembre de 2019 se hará realidad en una de las ciudades más famosas del mundo, Londres. Claro, para nosotras suena algo lejano, sin embargo, la importancia de este acontecimiento es digna de celebrarse a nivel mundial, sobretodo porque la gente ha mostrado interés al respecto, ya que hace unos meses se abrió una campaña de Crowdfunder para recaudar fondos y llevar a cabo el proyecto, la respuesta fue tan buena que se recaudaron casi 49 mil libras, o sea 1.2 millones de pesos. 

El museo tendrá como objetivo mandar alv los estigmas alrededor de la vagina, estigmas que ridículamente siguen existiendo en pleno 2019. Será un museo con tintes feministas, obviamente, y muy incluyente,  pues servirá como un espacio de discusión y protección de los derechos de las mujeres, de la comunidad LGBT+ y también de la comunidad intersexual. 

 

Además de tener exposiciones temporales, habrá talleres, performances, shows de comedia y más, todo, absolutamente todo, relacionado con la vagina. Algo bien chido es su ubicación, pues abrirá sus puertas en el Camden Market, un mercado muy popular en Londres, en el que pasan miles de residentes y turistas diario, entre los cuales hay un gran número de mujeres, principalmente jóvenes. Así que será casi casi imposible que, si andan por ahí, no volteen a ver el museo y decidan pasar.

La salud vaginal no es un tema realmente tocado ni en las escuelas ni en la familia, así que está muy chido que exista este espacio que, ojalá sirva como preámbulo para la apertura de otros espacios de este tipo en el mundo, crucemos dedos para que en México podamos ver algo similar pronto.