Porque todas merecemos un final feliz, celebremos este 8 de agosto el Día del Orgasmo Femenino
El placer corporal está totalmente ligado a la salud mental.
Noticia

Aunque somos una generación medio fatalista, hay temas -como el sexo- en los que siempre queremos un final feliz y por eso vemos las formas para llegar a él. Y decimos sexo porque este 8 de Agosto celebramos el Día del Orgasmo Femenino, un tema del que no se habla tanto porque en realidad esta sociedad nos ha acostumbrado a ver más por el placer de los dudes.

Si bien no hay un registro así totalmente true de cómo se originó este día, muchos dicen que fue gracias a la iniciativa de un concejal de una comunidad brasileña llamada Esperantina, quien quiso meter una ley que viera por la sexualidad femenina, estudiarla y abordar tanto el aspecto de salud como el del placer. En unos sitios dicen que todo comenzó en 2001, otros que en 2006, como sea, el asunto por suerte se hizo viral y son varios los países, como México, en que se conmemora este día.

 

Chicas, al orgasmo podemos llegar de varias formas, pero recuerden que son chingos de detalles los que pueden afectar y modificar la experiencia, y que cada morra tiene su propia sensibilidad que no tiene que ser comparable con la de nadie más. Podemos hacerlo sintiéndonos, el autoplacer es algo tan rico y normal que no tendría que ser estigmatizado, así que no tengan pena de comprarse un dildo o vibrador o cualquier juguetito, si ustedes mismas conocen su cuerpo, quizás después les sea más fácil guiar a sus partners para que las hagan explotar.

Pero claro, si es alguien quien nos lo provoca, ¡mejor! Sea hombre o mujer, los factores que modifican el comportamiento de nuestro cuerpo y mente son muchos, tiene que ver con nuestro estado de ánimo, con las ganas que traigamos, con la forma de prendernos de quien está a nuestro lado, etc., pero es indispensable que mantengamos una buena comunicación para llegar al objetivo. Pidámosle que nos estimulen el clítoris, puede ser con sexo oral, con jueguito de dedos, con besos y caricias en pezones y en los huesos que más te pongan sensible, y si hay penetración (con pene o dildo) no tengan miedo de compartir con su pareja sus posiciones favoritas y el ritmo que deseen llevar. Claro, también hay muchos elementos que pueden acompañar la experiencia, como música, aromas o hasta el mismo porno, why not, para que la estimulación llegue más pronta y profunda.

No es un secreto que para nosotras es más difícil llegar al clímax que para los dudes, pero cuando llegamos, ¡es la puta maravilla! Entre tantos estudios que topamos online, vemos cifras cabronas como que aprox el 90% de hombres straight llegan al orgasmo, mientras que en las morras hetero el número baja a 40%. Y esto es también un pedo de cultura, porque es mucho más común topar a un hombre que piensa en venirse antes de hacer venir a la morra, porque en el porno igual vemos todo el tiempo a los vatos echar sus líquidos antes, porque en la misma publicidad (implícita y explícita) se muestra una preocupación mayor por el placer masculino que el femenino. Algo que debemos cambiar ya.

Ayudémonos también entre nosotras, sobre todo con nuestras amix más cercanas, no está mal que aunque sean cosas íntimas, platiquemos nuestras experiencias, lo que un orgasmo nos causa y cómo hacemos para llegar a él, porque al final esto está ligadísimo a nuestra salud mental, no solo al placer corporal. Así que, queridas radicales, les deseamos hoy y siempre una súper vida sexual llena de orgasmos y felicidad. ¡Disfruten!