Noa Pothoven, la chica holandesa que ha reavivado el tema de la eutanasia.
Tenía 17 años y murió de inanición después de negársele la eutanasia.
Noticia

Hace poco hubo una historia muy cabrona que se viralizó principalmente en Holanda, pero que llegó a nosotros y a muchas partes en el mundo. Se trata de una chica de 17 años llamada Noa Pothoven, quien vivía en depresión gracias a traumas de la infancia, algo que ya no podía soportar y que le motivó a buscar un camino para morir. Fue por eso que solicitó la eutanasia, y aunque en un principio se creyó que murió gracias a ella, la realidad es que no se le concedió.

Esto está neta muy cabrón. La salud mental es un tema que últimamente se está reforzando en todos lados, pues no es un secreto que chavxs de nuestra generación tengan un mood depresivo. Es evidente que en muchos casos el pasado juega un papel muy importante, como lo jugó con Noa Pothoven, pues ella a los 11 años fue abusada sexualmente y a los 14 fue violada (fucking people), algo que la marcó para siempre, algo de lo que tristemente no se pudo levantar.

El asunto aquí es que en Holanda la eutanasia (o muerte asistida) es legal y puede solicitarse desde chavitxs con vo.bo de los padres, o desde los 16 años ya sin la necesidad de que algún adulto tenga que dar el visto bueno. Es por eso que Noa, a sus 17 años, la solicitó, y de hecho, esto se viralizó puesto que al morir los medios dijeron que había sido por eutanasia, lo cual fueron fake news, pues su solicitud fue en realidad rechazada.

Las ganas de vivir de esta chida eran nulas, incluso en su instagram ya se había despedido del mundo, y su círculo cercano ya lo había asimilado (está cabrón asimilar eso, btw), y fue por eso que su familia respetó su decisión, y la dejó morir de inanición en casa. Y pues esto ha causado un efecto dominó impresionante tanto a nivel local como mundial. Holanda se ha caracterizado por ser un país bien abierto, innovador en muchos aspectos, pero sobre todo, un país que permite que sus ciudadanxs se sientan en libertad para tomar decisiones que en la mayoría de los países no se permitirían.

La eutanasia ahí es legal pero obvio con sus reglas, principalmente se acepta a personas que tengan enfermedades degenerativas, pero en cuestión psicológica o mental, es más delicado porque no queda claro en que momento la persona tiene los argumentos para solicitarla. Pues bueno, a partir de esta noticia en Holanda se han disparado las solicitudes de eutanasia, una cosa bien triste porque a final de cuentas nos hace ver que su población no está tan feliz con su vida como lo pensábamos, y pues esto también hace que gente de medicina, de política y la población general se cuestionen el hecho de que sea una práctica legal.

Al mismo tiempo, esto nos pone a pensar muchísimo en varios temas, por una parte, la importancia de decir las cosas, y aunque situaciones traumáticas como una violación son difíciles de contar, debemos impulsar esto para que los traumas puedan ser tratados a la brevedad; por otra parte, pues justo el rollo médico, la forma de tratar las emociones, de detectar problemas y de ofrecer ayuda psicológica, puede quedarse a veces muy corta y poner en evidencia que estamos aún lejos de encontrar panoramas favorables para pacientes con broncas de salud mental.

Amix radicales, no está de más invitarles a que platiquen mucho, para eso están los compas o la familia, recuerden que siempre hay alguien disponible para escucharnos y querernos.

 

¿Necesitas ser escuchado? ¿Te sientes triste? No dudes en solicitar ayuda.

Sistema Nacional de Apoyo, Consejo Psicológico e Intervención en Crisis por Teléfono
http://www.saptel.org.mx/
(55) 5259-8121