MET Gala y su oda a la diversidad
Outfits extravagantes le dieron mucho color a la ceremonia.
Noticia

Outfits, outfits everywhere..., raros, hermosos, pero súper llamativos, de eso se trata el MET Gala, que en su edición 2019 dio muchísimo de qué hablar gracias a los diseños coloridos y extravagantes que vistieron muchos de nuestros artistas favoritos, y que significaron una representación muy cool de la diversidad de género.

Esta celebración tiene como trasfondo un rollo altruista que beneficia al Museo Metropolitano de Arte de Nueva York, en particular a su Instituto del Vestido, sin embargo, la realidad es que eso nos viene valiendo madres, porque por un lado, a nosotros como fans solo nos importa ver los outfits y lo que hagan las celebridades, mientras que los diseñadores buscan hacer ruido con esos outfits, y bueno, pues las celebridades, que más pueden pedir, si tienen todo lo que les venga en gana.

Aunque igual ahí viene la belleza del asunto. Pues cada diseñador y su influencer favorito buscan llevarse los flashes y los tweets de la noche, dependiendo su vestimenta, y pues ayer fueron muchos los artistas que, además de vestir padrísimo, confirmaron que en 2019 la diversidad es un tema sumamente fuerte. ¿Qué tal Harry Styles? Su outfit con transparencias, tacones, aretes y un negro provocativo, lo convirtió en nuestro anfitrión favorito de la noche.

Uff, y la Cardi B, neta cómo le hace esta mujer para siempre sobresalir. Su enorme vestido con un rojo muy vivo fue inspirado en la belleza del cuerpo femenino, según palabras del diseñador Thom Browne; dicha inspiración nos hace pensar que el outfit podría representar la menstruación, un tema que en ciertos lados sigue siendo tabú. Billy Porter también se la mamó con su outfit, inspirado en el viejo Egipto, llegó a la gala con una peluca y colores dorados radiantes, y además llegó siendo cargado por seis hombres “egipcios”, como si fuera toda una deidad. Un look bien cool para este ícono queer.

Ya sabemos que a Lizzo no le importa el “qué dirán”, por eso llegó a la gala con un look totalmente rosa, incluyendo su cabello. Esto fue poca madre, porque ese brillo casi pastel contrastaba bien bonito con su piel dark, obvio no podía pasar desapercibida. Janelle Monae siempre se ve súper cool, haga lo que haga, vista como vista, es hermosa, y en el MET Gala se le ocurrió salir con un outfit con 4 sombreros y un ojo que le cubría una boob, era como un personaje surreal.

Las hermanas Kendall y Kylie Jenner se pusieron un par de vestidos llenos de plumas, eran como una combinación de hadas sacadas de un cuento con drag queens, se veían también súper sexy. Pero si querían algo bien weirdo, el que se llevó la noche fue Ezra Miller, más allá de su outfit, lo que nos cautivó fue su mirada, ¡pero porque tenía 7 ojos! Al final nadie sabía bien si el morro les veía o no, pero lucía increíble, eso es una realidad.

Podríamos seguir y seguir y seguir, porque nos faltan muchas más personalidades que se vistieron súper crazy o porque se cambiaron el outfit 3 veces (cof cof, Lady Gaga).

¿A ustedes quién les gustó más? ¿Se atreverían a vestirse parecido?