Ligar online está cool, pero tener un date, ¡qué miedo!
Mejor seguir chateando y scrolleando.
Noticia

A veces me sorprendo con ese espíritu contradictorio que vive en mí y en varixs de mis amix, aunque luego pensando las cosas, me doy cuenta que en realidad es el miedo el que luego nos jode, claro, no en la vida digital porque ahí somos y nos sentimos 100% libres y segurxs, sino en el mundo real, porque, por ejemplo, aplicar el online dating o hasta mandar el pack son prácticas bien comunes, pero cuando nos citan para ya vernos nuestras caritas hermosas, ahí nos quedamos pendejxs.

Lo digo con experiencia, que quede claro, porque si vieran mi cel se darían cuenta de todas esas apps de ligue que me cargo, y sobre todo, la cantidad ridícula de veces que he hecho match. Y eso me gusta, o sea, cuando dejo de mirar videos y scrollear en insta me da por ponerme a chatear con esos ligues, y como toda relación, pues hay momentos chidos y divertidos, y otros de hueva donde aplico o me han aplicado el ghosting

Pero todo vale la pena cuando las conversaciones se ponen hot, se crea un vínculo y pues me emociono cuando veo que me llega un new message, entonces saco ahí mi lado creativo y lanzo los mejores textos, gifs, emojis y stickers, y si el match me corresponde chido, pues en una de esas hasta le pido (o mando, si quiere) una fotito más sensualona. Hasta ahí todo bien, me siento libre y a gusto y sé que del otro lado alguien está interesadx en mí, awesome. 

Solo que ese mundito feliz y digital se me cae cuando me preguntan que cuándo nos vemos, cuando me dicen que me quieren conocer. Ya sé, es una mamada porque por algo ando en esas apps, ¿no? Quiero conocer gente y divertirme, pero es justo ahí cuando me llega el miedo y OMG, empiezan las miles de preguntas y prejuicios: “¿qué tal si no le gusto?” “¿qué le voy a decir?”, “quizás no es tan cool como se lee”, “qué pinches nervios, no sé cómo actuar”, entre taaantos pensamientos que me han pasado (y maybe a ti también) por la mente. 

La incertidumbre explota y me comienzo a malviajar porque, ya saben…¿qué somos o qué seremos?, acaso un one night stand, tendremos algo exclusivo, o nos dejaremos llevar y sentir para tener algo… pero, ¿qué es “algo”? Eso de las etiquetas también me friquea un poco, pero es tan común que, cuando decido relacionarme con alguien, pues sé que tocaremos ese tema tarde o temprano, y por eso mejor huyo. 

Supongo que no siempre será así. O quién sabe, supongo que el sexting es algo que me prende mucho, pero sobre todo tener el control de decidir qué decir o mandar y cuándo hacerlo (o cuándo no), es algo que valoro tanto y que quizás me da miedo perder cuando tenga un real date. No lo sé, esto es algo en lo que he estado pensando y hasta he compartido con mis besties, quienes por cierto tienen una sensación parecida a la mía, aunque ellxs sí salen más que yo. 

Anyway, pido su ayuda, radicales queridxs, para que dejen algún tip y comentario sobre sus experiencias o sobre qué tengo que hacer para cambiar este medio a las citas reales. 

Gracias por leerme, baaaiiii.