‘Las crónicas del taco’ hará que tu antojo por comer taquitos sea insoportable
De pastor, carnitas, canasta, asada, barbacoa y guisado, tacos para ser felices.
Noticia

Bienvenidos a México, el país donde todo se soluciona comiendo taquitos. Ya lo sabíamos, pero ahora nos queda más claro conLas crónicas del taco’, una mini serie de Netflix que refleja de una muy buena forma, ese amor que los mexicanos tenemos por los tacos. 

Sería casi casi anti-patriótico no ser fan de los tacos, sobre todo porque hay chingos de especialidades listas ahí para complacer a diversos gustos. Esa fórmula de: tortilla + carne o guisado + salsa, es una de las máximas referencias de nuestra cultura, no solo a nivel gastronómico, sino en general. Por eso en casi cada esquina vemos un puesto de tacos, por eso los extranjeros los consideran un must cuando nos visitan, por eso cuando salimos del país los extrañamos tanto. Los tacos son parte de nuestra vida.

 

Eso lo supo muy bien Netflix, y por eso de la mano de los realizadores, se rifaron con esta serie documental que una vez que la comienzas no paras hasta que la terminas, y es que está cortita, son solo 6 capítulos de casi media hora cada uno, que se pasan bien rápido porque están muy bien armados y pues provocan que todo el tiempo andemos con la boca abierta con la baba a punto de caerse y con las constantes ganas de salir a la calle a buscar saciar ese maldito antojo de comer unos deliciosos tacos.

Cada capítulo está dedicado a una especialidad de tacos: al pastor, carnitas, de canasta, asada, barbacoa y de guisado. En todos hay voces expertas de taqueros, chefs, meseros, dueños de taquerías, investigadores, periodistas y obvio comensales, entonces se va armando una historia bien chida que tiene tanto datos duros como opiniones personales, que al final demuestran por qué los tacos son tan relevantes en nuestra cultura, por qué es uno de los alimentos más consumidos del país, si no el que más.

Es muy chido ver que detrás del contenido de mero entretenimiento, hay también una clara investigación, un trabajo duro que nos permite acercarnos a las raíces de cada especialidad, a los estados de donde son originarios, a familias que llevan toda la vida chambeando en esto, y hasta ver cómo las propuestas gourmet han re-adaptado los tacos con toques bien personales de sus chefs. Hasta muestran su fama fuera de México, en Los Angeles donde claro, hay muchos mexicanos y pochos, pero pues los gabachos también se han unido muy cabrón a esta adicción. 

 

Qué título tan mexicanote para una serie, y bueno, no diremos más porque la neta es mejor que se agarren un ratito libre y se pongan a verla, solo tomen en cuenta que ooobviamente se les van a antojar. ¡Disfruten!