Las cicatrices son parte de tu belleza
Sentirte bien con tu cuerpo puede ser un aprendizaje difícil pero vale mucho la pena.
Noticia

Cicatriz, una palabra que nos causa un buen de conflicto, que nos llena de prejuicios y que incluso nos puede llevar a la maldita depresión. ¿Por qué? Pues porque vivimos en un mundo vanidoso en el que nos encanta joder a los demás con burlas y críticas sobre cualquier cosa que no cumpla con los estándares de belleza. El mundo nos ha dicho que las cicatrices son culeras y nos hacen ver mal, cuando no debería ser así. Las cicatrices son parte de nosotros y de nuestra belleza, punto.

Cada cicatriz corresponde a una historia, llámese cirugía, accidente, enfermedad, lo que sea, cada historia es personal y cada persona es la principal responsable de saber lidiar con ellas. Pero aquí es justo donde queremos hacer eco. Sí, la clave de todo es aceptarnos tal y como somos, pero a veces el camino a esa aceptación está atascadísimo de baches y pues en vez de avanzar, nos tiramos a la tristeza y nos vemos como monstruos.

Es una realidad que tenemos que lidiar con todo tipo de comentarios negativos, miradas de rechazo y burlas, algunas hechas con todas las ganas de chingar, otras por inocencia o por mera costumbre, el chiste es que todas esas actitudes son molestas y por supuesto que pueden modificar el estado de ánimo de quienes vivan con cicatrices. Sin embargo, una cicatriz es tan parte de nosotros como un corte de cabello, como nuestra estatura, como el color de nuestros ojos. Habrá gente a quien le guste y a quien no, pero eso debería valer madres, cuando es unx mismx el que debe aprender a aceptarse y quererse tal y como es.

Las cicatrices son rasgos que nos caracterizan y que también nos distinguen de los demás, eso no tiene nada de malo, al contrario, son detalles que nos hacen únicxs. Por suerte esto de la aceptación ha ido cobrando un poquito más de fuerza, y está padrísimo toparse con posts de gente con cicatrices que se acepta y quiere tal y como es. Obvio, después de tanto bullying se necesita valor para eso, pero todo vale la pena cuando nos aceptamos y la opinión de los demás queda en segundo plano.

Esta cuenta de instagram está poquísima madre, chéquenla y compártanla, un poco de inspiración no nos caería nada mal.