La cultura de los cholombianos llegará a Arizona en septiembre
Seguramente a algunos gringos se les saldrán los ojos al ver los peinados.
Galería

Una de las características de nuestro país es que podemos ser tan extravagantes como queramos, dependiendo de quien estemos rodeados, de nuestros gustos y nuestra forma de ver el mundo. Dentro de nuestra cultura tenemos chingos de subculturas que pueden gustar o no, pero que tiene su comunidad fiel y obvio, su identidad. Una de ellas es la de los cholombianos, originaria de Nuevo León y que muy pronto llegará a Arizona gracias a una exposición fotográfica.

El nombre no tiene mayor explicación, es una obvia combinación entre cholos y Colombia, debido a que la mayoría de quienes se consideran parte de esta subcultura son identificados como cholos, o sea mestizos en el sentido puro de la palabra, y además, aman la cumbia (de ahí la cumbia norteña, por cierto), y pues este ritmo sabrosón proviene de Colombia. That’s it. Pero bueno, visualmente los cholombianos son bieeen llamativos, tanto por su forma de vestir, con ropa holgada y motivos religiosos, como por sus peinados.

Hombres y mujeres traen estos peinados, pero en los vatos es mucho más llamativo. Se mega atascan de gel, se ponen flecos, se dejan crecer un pedazo de cabello que les cubre un poco de su cara, etc., así bien alternativo, bien weird, pero super propio de su cultura. Obvio eso puede traer prejuicios y que la gente se les quede viendo raro o que piensen de forma negativa sobre ellos, algo que en realidad no tendría que suceder porque son una comunidad más de nuestro país, con sus gustos y pasiones tan respetables como las de cualquier otra subcultura.

para visibilizar a los Cholombianos, a un fotógrafo llamado Stefan Ruiz se le ocurrió rifarse unas fotos de estas personas, y la neta sí es el peinado lo que luego luego salta a la vista. Su trabajo no se quedará ahí no más en el olvido, pues las fotos serán exhibidas en septiembre en la Arizona State University, algo que seguramente llamará la atención tanto de mexicanos, como de propios gringos.