La belleza no binaria y sus principales obstáculos
Cómo lidiar día a día con las mismas cuestiones.
Noticia

Prejuicios, los pinches prejuicios y las tan infranqueables costumbres son las que dictan si algo está bien o mal, nadie se pone a pensar quién tomó ciertas decisiones o por qué algo está bien visto o no, pero la neta, deberíamos de ser un poco más empáticos con cada persona que tengamos al lado y aceptar, antes de juzgar.

¿A qué viene todo esto? Al tema del género no binario. A pesar de que por suerte ya existe una mayor apertura y aceptación hacia la comunidad LGBTTTIQ, aún cuesta un chingo de trabajo entender que hay personas que no se consideran 100% hombre o mujer, pueden ser ambos y cambiar incluso tantas veces quieran en el día, dependiendo de cómo se sientan. Sí, suena quizás un poco raro pero es real, está pasando y de hecho, es algo que existe desde tiempos viejísimos, solo que nos hemos encargado de negarlo.

La bronca viene diario. Las cuestiones meramente genéticas son las que la gente toma para defender su postura y asegurar sin ninguna duda que “eres hombre o eres mujer”, no hay de otra. Lo que no hacen es cuestionar si la persona que tienen de frente se siente como tal, porque de no hacerlo, entonces habría distintas posibilidades y géneros a considerar, como el famoso no binario. Al cuestionar, se olvida que existe una belleza en la persona, independientemente del género que elija.

Por eso queremos darles una mini guía sobre algunos de los obstáculos y prejuicios que esta comunidad enfrenta, hagamos paro, compartamos esta info y evitemos incomodar a nuestrxs amigxs. 

  • Las personas de la comunidad binaria son, al igual que toooodos, seres humanos. No son freaks, no son aliens, no son monstruos. Dejemos de pensarlos como una especie distinta, no mamen.
  • El identificarse como no binario no tiene relación con ninguna enfermedad mental. Es algo que se siente y se vive día a día, no es una condición. Abandonemos de una vez por todas este prejuicio.
  • Tampoco se necesita de algún tratamiento especial, de uso de hormonas o alguna transición para determinar que alguien sea no binario.
  • Ser diferente no significa tener menor o mayor valor. No es una competencia, es simplemente una alternativa, una identidad de género.
  • Si alguien te dice que no es hombre ni mujer, o que a veces es hombre y a veces mujer, no tienes porqué cuestionar, limítate a aceptar, es lo más sano.

 Una vez que se puedan superar estos (y muchos más) obstáculos, la apertura y diversidad sexual y de género se convertirá en un tema natural, fuera de polémicas y restricciones.

Así como pudimos ver a Oslo Grace triunfando en la moda y mostrando su tremenda belleza, nos encantaría ver a más y más personas no binarias viviendo sin límites y en total libertad, y hasta usando sus propios emojis.

Photo by Karina Carvalho