La adicción a la cocaína está acelerando el cambio climático
Y eso no solo te afecta a ti como consumidor.
Noticia

Hablar sobre adicciones y drogas puede ser medio raro en nuestro país, porque es cagado saber que miles de personas consumen, pero al mismo tiempo saber que son ilegales, y al mismo tiempo también saber que la distribución seguirá forever and ever, porque hay gente (maybe como tú) que hace todo con tal de tener un buen viajesote, aunque eso pudiera no solo afectar a tu persona, sino al mismo planeta.

Por supuesto que no somos expertos en el tema de la distribución ni nada, pero nos topamos online con una investigación que nos hizo shock, porque su enfoque va más allá de la mera adicción y la salud física y mental que una droga puede provocar. Este se enfoca digamos en efectos secundarios, cosas que seguramente a mucha gente no se le pasa ni tantito por la cabeza, pero que son más graves de los que pensamos.

Así, sin tanto rodeo, se concluye que la cocaína está acelerando el cambio climático, está provocando deforestación y hasta migración. ¿Cómo es esto posible? Pues este estudio tiene mucho sentido, y sin irnos a números o cosas profundas, pues la coca es ilegal y para llegar a ti tiene que pasar por chingos de personas, de manos, de zonas, de rutas, muchas de esas rutas tendrían que ser clandestinas (aunque igual lo dudamos), y para ello habría que hacer ciertos cambios.

Sabemos que acá hay miles de personas involucradas con el tráfico y el consumo de esta droga, pero también se sabe que un mercado buenísimo para los dealers es el gringo, y ahí es donde se viene todo este rollo de efectos secundarios. Hacer que la droga les llegue está muy cabrón, ya sea si tiene origen en sudamérica o en nuestro país, la gente involucrada se inventa rutas seguras, y para tenerlas, pues no les importa talar árboles, incendiar bosques, o sea, deforestar zonas a su conveniencia. 

En otras palabras, tu polvo blanco está acabando con los colores verdes de nuestro planeta, y a su vez, el gas y todo lo que se dispara en los incendios se va directito a nuestro aire, lo que contribuye a acelerar el cambio climático del que ya estamos sufriendo. Nada difícil de entender, pero sí difícil de cuestionar, sobretodo porque los consumidores solo buscan saciar sus emociones, sin ver un poquito más allá de la urgencia.

Y pues eso, como es un pedo ilegal pero un negocio fortísimo, seguiremos formando parte voluntaria o involuntaria, porque la neta sabemos que esto no se va a acabar ni a modificar pronto. Es raro saber que hay gente que de verdad piensa que el cambio climático no está sucediendo, cuando son muchísimas las acciones que lo están acelerando. A veces hay que ponernos a pensar bien en lo que hacemos, amix, y ver un poquito más allá del vaso.