Homofobia, transfobia y bifobia, muchas gracias por participar
Que la discriminación e intolerancia desaparezcan ya.
Noticia

Hace unas décadas, las mentes retrógradas y retorcidas de muchas personas decidieron incluir a la homosexualidad en la lista de enfermedades mentales, wtf? Una tontería que por suerte fue modificada en 1990 por la Organización Mundial de la Salud, y que motivó a que a partir de 2005, celebremos cada 17 de mayo el Día Internacional contra la Homofobia, la Transfobia y la Bifobia.

Va, está chido que haya un día que conmemore esta eterna lucha, es un día en el que la comunidad LGBTTTI se hace un poco más visible, pues la conversación sobre el tema se triplica en todas partes, va, está chido. Pero no nos hagamos güeyes, cambiar nuestra mente y subirnos al tren por un solo día no es suficiente, porque lo que necesitamos es un apoyo constante, una actitud siempre llena de respeto y tolerancia.

Amix, a pesar de que han habido muchos cambios a favor de la inclusión, cambios que obviamente aplaudimos, el camino todavía es bien largo. En nuestro país la discriminación sigue estando cabrona, un gay es en realidad un “puto”, una lesbiana es una “lencha”, un bisexual es un “tira para ambos lados”, un trans es “volteado de mierda”, y así nos podemos seguir, porque ni siquiera somos capaces de referirnos a la comunidad queer por lo que son.

Todxs tenemos derecho a decidir nuestra identidad sexual y de género, y todos tendríamos que respetar la de lxs demás. Es una cosa básica, y por eso sigue sacando de pedo que haya people que todavía discrimine, que miren de forma despectiva a lxs amix LGBT, que se burlen de sus preferencias, que les cierren puertas en su desarrollo personal y profesional, y que se les estigmatice al grado de no permitirles sentirse con plena libertad de vivir con la tranquilidad que merecen.

“En gustos se rompen géneros”, hemos escuchado infinidad de veces, y pues sí, también aplica en estos temas. La diversidad es una cosa maravillosa, es una apertura que va más allá de lo físico, representa una visión muy amplia de la vida que conlleva el respeto tanto por unx mismx como por lxs demás. Si a una morra le gusta otra morra, o si no se siente morra y quiere hacerse vato, o viceversa, ¿cuál es la bronca? Esas decisiones no perjudican a nadie, porque son 100% personales.

Todxs tenemos derecho a ser felices, amix, y para ello, debemos mandar a la chingada los miedos, el odio, la intolerancia, la discriminación y sobre todo, la falta de respeto, porque justo eso es lo que no existe en la vida de quienes discriminan y joden a los demás.

Repitamos juntos y pasemos la voz: yo decido mi orientación sexual; yo decido qué hacer con mi cuerpo. Nadie más.

Un abrazo a toda la comunidad queer de México, les amamos y respetamos.