Estuve a punto de suicidarme, y me di cuenta de que no era el único
Quitarse la vida es una de las causas de muerte más comunes en nuestra generación.
Noticia

No voy a entrar en muchos detalles, porque igual y ni son necesarios, pero quiero platicarles que en los últimos meses consideré varias veces irme alv de este mundo, ya saben, la depre, las cero ganas de seguir y aguantar todas las cosas que me rodeaban, pero un día se me ocurrió confesárselo a uno de mis besties, quien a su vez, me dijo que también lo había considerado. Eso me puso en shock.

Mi bro, a diferencia mía, normalmente se carga una pinche sonrisota y anda todo feliz por el mundo, entonces que me dijera que quería suicidarse, pues me sacó muchísimo de pedo y me hizo entender que, a veces no tenemos ni idea de lo que lxs demás andan sintiendo de verdad, a pesar de que les conozcamos o convivamos con ellxs. 

Quizás aquí le pude haber dicho, “ah pues vámonos los dos alv”, pero no, me pasó todo lo contrario, me dieron unas ganas tremendas de abrazarlo y decirle que todo iba a estar muy bien, que viéramos una movie o saliéramos por una chela y a ligar, whatever, con tal de quitarle esa idea de su mente...ya sé, toda una ironía porque es la misma idea que yo venía cargando.

Está bien gacho que siendo chavos perdamos de repente esas ganas de vivir, de sentir que lo que nos rodea no es suficiente y de saber que hay metas a las que no podemos llegar porque muchas cosas ya están impuestas, no lo sé, pero a partir de ese momento en que me hizo su confesión, me clavé un poco más con este tema, y me di cuenta que ni él ni yo estábamos solos, sino que hay un buen de bandita de nuestra generación que ha pensado en suicidarse, y muchxs lo han logrado. 

Vi entonces que, según un informe de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedadesel suicidio es la segunda causa de muerte en nuestra generación,  o sea, de chavitxs desde 10 años hasta young adults de 24. Yo confieso que tan peque no me sentía así, no puedo pensar en cómo a tan cortísima edad alguien puede pensar quitarse la vida, pero aún así, a mis 19 el desencanto y la depresión se apoderaron de mí por completo, which sucks, pero ya estoy trabajando en eso.

Mi amigo y yo pedimos paro, platicamos nuestros pensamientos tanto con gente de confianza como con profesionales, y sería una mamada decirles que hemos dejado de pensar en eso, no, pero de alguna forma que aún sigo sin entender bien, hemos estado más tranquilos. Quizás, sin querer, mi compa me inspiró, o sea, es normal que nuestro dolor nos valga madres en algún momento, pero el dolor de alguien a quien queremos sí nos pega, nos llega, o al menos eso me quedó claro esta vez.

Equis, lo que al final quiero decir es que, siempre es importante ver más allá de la apariencia, a veces creemos conocer bien a alguien y en realidad no tenemos ni idea de lo que le está sucediendo. Siempre será bienvenido un “¿cómo estás?” o un “¿necesitas ayuda en algo?”, entre tantas formas de demostrar cariño y empatía, pues a veces eso es lo que dejamos de sentir, y por eso nos tiramos a la mierda. 

Puede ser suficiente un momento de amor, amix, un breve espacio que compartamos con alguien, tanto para escucharle como para que nos escuche, y aunque ahora suene como abuelo, tengo que decirles que pedir ayuda no tiene que ser algo malo ni vergonzoso, al contrario, estoy seguro que lo han pensado en infinitas ocasiones, pero no se atreven para “no ser una carga o no molestar a lxs demás”, y lxs entiendo, así actuaba yo. 

Somos chavxs con chingo de talento y creatividad, si algo no nos late pues mandémoslo alv antes de querer dejar de existir, y ayúdemonos unxs con otrxs, así todo puede fluir mejor.