Estudiantes en México ya podrán elegir uniforme neutro
Ya sea falda o pantalón, el chiste es sentirse cómodo e identificado.
Noticia

Eso es todooo. Nuestro México hermoso de repente se arma algunos detalles que nos sacan sonrisas. Independientemente de si estamos en el mes del pride, está increíble que nuestro gobierno tome decisiones que defiendan la diversidad, pues ahora lxs estudiantes podrán elegir usa uniforme neutro.

¿Kháaa? Sí, así reaccionamos muchxs porque la neta no lo veíamos venir. Resulta que a partir de YA, estudiantes de pre-escolar, primaria y secundaria tanto de escuelas públicas como de privadas, tendrán la LIBERTAD de elegir qué tipo de uniforme utilizar, independientemente de los estándares impuestos por nuestra historia, en los que el hombre a huevo tiene que usar pantalón y la mujer falda.

Esto ya va a cambiar, y se debe a algo muy simple pero que a muchxs les cuesta (increíblemente) trabajo entender: equidad de género, diversidad, inclusión. La decisión está bien chida porque aunque parezca un detalle pequeño, lleva un trasfondo mucho más profundo, pues eso abrirá las puertas para que lxs niñxs sientan esa libertad y voto de confianza que muchas veces los miedos, las críticas o el bullying les quitan.

Obvio hay mucha gente bien tradicional con mentes algo cerradas que esto no lo ven bien, pues les parece una imposición sin sentido que solo predispondrá a lxs niñxs a aceptar algo que no es natural. Claro, tienen derecho a opinar, pero sería tan bonito si captaran que ya estamos en 2019 y que el mundo está cambiando para bien.

Ser morritx no tendría porqué ser un obstáculo, al contrario, está padrísimo que desde peques se les abra la posibilidad de elegir un uniforme neutro, y que tengan la posibilidad y libertad de tomar este tipo de decisiones, de acuerdo con sus intereses, su comodidad y obvio, su identidad.

México sigue en un enorme camino hacia la igualdad, aún nos falta mucho por hacer, pero por el momento, celebremos este tipo de detalles que ayudan a normalizar la diversidad que debería de existir prácticamente desde que nacemos.