El sexo para la Generación Z: la virginidad
¿A los cuántos años perdiste tu virginidad?
Video

“¿A los cuántos años perdiste tu virginidad?” Preguntan los millenials cada vez que tienen oportunidad. Al parecer, este tema es un pedo de competencia y orgullo, el quedarse atrás causa que la autoestima esté por los suelos, tomando en cuenta también la facilidad de relacionarse que tienen. A nosotros, no nos quita el sueño perder la virginidad.

Pero no mamen, no se vayan con la finta de que esto signifique que no lo deseemos, obvio sí, de hecho, el estar viviendo una época donde la diversidad sexual y la identidad de género están explotando, nuestra inquietud por tener experiencias sexuales comienza desde morrxs. Esta apertura, que no es exclusiva de la Gen Z, pero que en definitiva sí nos caracteriza, debería hacer más sencillo relacionarse con alguien más, ya que ser queer nos permite encontrar muchas opciones y ver de dónde elegir.

Los tabúes nos valen madre, maybe nuestros abuelos tenían bronca para hablar de esto con nuestros padres, pero para nosotros es sencillo conocer y entender nuestro cuerpo, y despertar esas ganas de interactuar, porque además tenemos un chingo de información al alcance de nuestros dispositivos, además de chingos de apps para ligar y hasta apps para ver porno.

Esta adicción a la vida digital es una de las principales razones por las que la gente piensa que no tenemos sexo, y no los culpamos, la verdad es que por un lado, nos mama el sexting, y por otro, traemos tantas cosas en la cabeza que no nos obsesiona coger. Aun así, según uno de los tantos estudios que a alguien se le ocurre hacer, nuestro despertar sexual se da a los 14.3 años, mientras que nuestra virginidad queda en el olvido a los 16.2 añitos.

Esos son solamente datos banales, ojalá algún día seamos capaces de entender que hay cosas que no deberían ser una competencia, y que cada quien tiene la decisión para hacer con su cuerpo lo que le dé la gana a la edad que le venga en gana. Así, sin estar preocupados por el “qué dirán”, el sexo y la vida se disfruta más.