El rap ya es una materia optativa en una secundaria de la Ciudad de México
Las clases serán impartidas por el rapero Danger AK.
Noticia

No es un secreto que la cultura del rap y el hip hop está bien ponchada en México, desde los años 90 se han tomado a los gringos -principalmente afroamericanos- como inspiración para que jóvenes mexas saquen su mejor flow. Esta cultura es tan fuerte, que en la CDMX se acaba de aprobar que el rap sea una materia optativa en una secundaria, y con opción a que se apruebe también en otras.

El nuevo ciclo escolar arrancó con esta súper novedad para la Secundaria Técnica 16 de Tlatelolco, cuyos alumnos por primera vez pudieron tener la opción de tomar una materia dedicada al rap. El maestro será el rapero de Tijuana, Danger AK, quien en su Twitter compartió los primeros pasos de este taller que, comenta, es una especie de programa piloto que buscará llegue a más escuelas mexicanas.

Luego luego se dieron resultados positivos, porque dicen que de 167 alumnos, 67 se inscribieron, cuando en realidad el cupo original estaba planeado para no más 20 personas, por lo que tanto Danger AK y los directivos de la escuela decidieron abrir un grupo más para al final tener dos de 25 chavxs. ¡Poca madre! Porque tampoco es un secreto que la música siempre ha sido una de las formas de expresión más llamativas de nuestra gente, y pues el rap es un espacio de creatividad muy cabrón que normalmente se aprende solitxs, pero que ahora unos cuantos morrxs tendrán chance de ser guiados por un rapero ya bien formadito.

El proyecto tuvo un fuerte apoyo de la fundación Alas y Raíces, quién forma parte de la Secretaría de Cultura, y realiza actividades en todo el país en pro del desarrollo de la creatividad, el arte y la reflexión, cosas que por supuesto tiene la música, y en este caso en particular, el rap. Si este programa tiene éxito seguramente pronto lo veremos implementado en otras escuelas, así que, haters, absténganse de joder y mejor aplaudan este tipo de esfuerzos. 

Bien CDMX, la diversidad también está en este sentido, y está muy chido que se den oportunidades que impulsen las mentes de lxs vatillxs en esa época de la vida tan cabrona que es la secundaria.