El primer museo de la vagina abrirá sus puertas este otoño
Buscan recaudar fondos para que esto sea posible.
Noticia

Por ahí de 2017, una mujer llamada Florence Schechter tuvo la iniciativa de armar un proyecto cuyo tema principal fuera la vagina, con el objetivo de quitar los estigmas, normalizar la palabra y ayudar a las mujeres a que tengan una mayor consciencia de salud ginecológica. Ahora en 2019 el objetivo es que ese proyecto tenga un espacio físico permanente, un Museo de la Vagina que abriría sus puertas en otoño en Londres.

El proyecto podría sonar ambicioso si tomamos en cuenta que es algo completamente nuevo que no existe en ninguna parte, y eso seguramente se debe a que hay por todos lados estigmas sobre nuestra zona íntima, que a veces ni nosotras mismas somos capaces de mencionar la palabra vagina sin sentir pena, cuando no debería ser así. Estas restricciones que la sociedad nos ha dado, ha provocado un impacto que desconocemos en nuestra salud y conocimiento anatómico.

Y es gracias a eso que este proyecto cobra muchísimo sentido y estaría poca madre que se consumara. Pero antes, la creadora ha organizado una campaña de crowdfunding en la que pide el apoyo de la gente para que, por medio de donaciones, ayuden a que el Museo de la Vagina se abra a finales del año en el Camden Market de Londres, un lugar súper visitado tanto por locales como por los turistas que viajan a la capital británica.

El plan pinta poca madre, además de tener exposiciones y productos que nos inviten a conocer más profundamente y normalizar la vagina, se harán exhibiciones, talleres, pláticas y hasta noches de comedia, el chiste es que todxs (sí, principalmente mujeres, pero también los hombres) se olviden de que la vagina es un tema ofensivo o vergonzoso, y entiendan lo bello que es tanto para temas de salud, de anatomía y de erotismo.

Parte del espíritu de este proyecto puede ser visto en el perfil de instagram, es un ejemplo más de que nuestro mundo está cambiando y necesita seguir avanzando a favor de la inclusión, la diversidad  y la normalización de temas tabú. Así que crucemos dedos y esperemos que lleguen a la meta y se abra el museo tal y como está planeado.