El porno como reflejo del consentimiento sexual
Los videos eróticos no son la mejor herramienta de educación sexual.
Noticia

Los años pasan, las visiones cambian pero hay ciertas prácticas que permanecen. El mirar porno es una de ellas, ha pasado de generación en generación hasta llegar a nosotros, que obvio también lo consumimos. Y cuando vemos a una pareja cogiendo, pues damos por hecho que ha habido un consentimiento sexual, ¿no?

Sí. Sin embargo, puede estar implícito y a veces no ser suficiente para que estemos convencidos de que todo lo que hacen en el video es consensuado. O sea, también en la calentura se necesita empatía, y en el porno no es muy seguido que veamos a alguien preguntando “¿te gusta esto?; ¿prefieres xyz cosas?; ¿te gustaría blah blah?”, algo que en realidad es muy importante para que la relación fluya de mejor forma y las parejas se entiendan más chido.

Ah, pero es cierto, estamos hablando de porno. Mucho de lo que vemos ya está premeditado, por algo hay actores y actrices, a menos que el porno que veamos sea casero. Y es aquí cuando aparece el debate de siempre, que si estos videos son meramente un medio de entretenimiento, de voyeurismo, o si también es un medio de educación sexual.

La bronca viene desde nuestra sociedad, porque muchas veces debido al pudor o a que el sexo siga siendo tabú, la mejor forma de acercarse a él pues es viendo videitos en los que fantaseamos con los cuerpos que vemos y las cosas que hacen, lo cual no es precisamente el mejor camino para aprender, para educarnos sexualmente. El porno en realidad es para gente que ya sabe cómo está el pedo, por ende, es para quienes ya topan la importancia del consentimiento, y justo por eso pues lo omiten, porque dan por hecho que ya lo sabemos.

Es súper importante que toda acción sea consensuada, porque de lo contrario, ya estaríamos entrando en terrenos de la violencia. Y vamos, fuera de ciertos fetiches donde se vale meterle algo de punch al asunto (también consensuado, claro),  hay que tener consciencia de que nuestrx compañerx esté disfrutando, y no sea solamente unx quien esté recibiendo el placer.

Vean y hagan porno, se vale, pero sería mucho mejor si se vuelven expertxs a partir de una educación menos fantástica.