El orgullo no es cosa de un mes, es algo que permanece por siempre
La marcha lgbt+ en la Ciudad de México fue una verdadera celebración.
Galería

Junio 2019 se pasó volando, muy cabrón, pero dicen que cuando se disfrutan las cosas, el tiempo pasa más rápido. Desde el 1er día del mes del orgullo comenzaron a brotar de la nada muchas noticias, cambios de actitud, iniciativas cool y amor, mucho amor y diversidad, y aunque agradecemos muchísimo todos esos esfuerzos, hay que dejar clarísimo que, el orgullo lgbt+ no es cosa de un mes, sino algo que se siente y se queda para siempre.

Es que ya pasaron 50 años de Stonewall, y también 41 años desde que en México por primera vez se hizo una marcha en pro de aquellas comunidades que a veces llaman “anormales”, una lucha que continúa día a día y que, afortunadamente, ha abierto las mentes de chingos de personas en nuestro país. Es por eso que, el sábado pasado quienes anduvimos en la CDMX, vivimos una colorida y muy emotiva celebración lgbt+ que, desde el Ángel de la Independencia al Zócalo se llenó de mucha música, sonrisas y pura buenísima vibra.

Puras almas libres, amorosas y radicales compartimos un espacio en el que celebramos la igualdad, la diversidad, el respeto y el amor por lxs demás, un desfile en el que sin importar la hora o el lugar específico, te topabas con gente que pensaba como tú (al menos en este sentido lgbt+), donde abundaban las sonrisas, los gritos, los cantos, los outfits llamativos, los colores, la fiesta y la felicidad.

Dicen los medios que entre 17 mil y 18 mil personas anduvimos por ahí: maricones, lenchas, bicolores, trans, insegurxs, niño-niñas...queer. Como quieran llamar, da igual, la identidad no la cambia un adjetivo ni la describe otro, la identidad existe y ya, así de fácil. Y por eso, porque todavía hay quienes no agarran bien el pedo sobre este tema, es que estas marchas (y la lucha en general) continuará hasta que nuestro hermoso México abrace completamente los colores del arcoiris, hasta que los vea y los reconozca y los normalice forever and ever, como simplemente debería suceder.

Felicidades a todxs por su valentía, porque a pesar de tener que aguantar tanta mierda, sus cuerpos siguen brillando por todo ese amor que se cargan y comparten. Sigan celebrando, amix, no importa si ya es julio, o agosto, o cuando sea, celebren y quiéranse toda la vida.