El glitter como símbolo de protesta
México no ha sido el único país donde se han visto este tipo de protestas.
Noticia

Hace unas semanas fuimos testigos de cómo chicas manifestantes llenaron de diamantina la cabeza del titular de la Secretaría de Seguridad Pública de la CDMX, lo que ocasionó chiiingos de reacciones a nivel nacional, muchas de ellas cuestionando justo el uso del glitter como símbolo de protesta, algo que en realidad no es nuevo pues ha sucedido en años anteriores en Estados Unidos y otros países.

No más como rápido contexto, esto sucedió previo a las marchas en las que las mujeres protestaron por la inseguridad, por el caso de una chica que señala a policías de haberla violado, porque #NoMeCuidanMeViolan, y por eso las cámaras han estado mucho alrededor de este cuate llamado Jesús Orta, a quien le cayó todo el glitter entre rosita y moradito. Esto es un símbolo de hartazgo, es quizás una forma de poner en evidencia a las personas, pero sin usar violencia en absoluto.

A pesar de ello, mucha gente comenzó a decir que esto fue una provocación por parte de las chicas, en vez de entender que, fue justamente una manera de protestar. La bronca viene a que luego la gente solo quiere ver el espectáculo y no todo lo que viene detrás de él, o sea, ¿cómo es que se fijan más en el glitter que en el trasfondo? O que si no más contaminan, o que eso de qué sirve, o que así no van a cambiar...tantos comments que en verdad perdieron el sentido de la acción.

En gringolandia hubo hace ya varios años un video viral en el que un político que quería ser presidente del partido Republicano, y que había propuesto leyes anti-LGBT+, fue llenado de diamantina por un activista gay, mientras el político firmaba algunos libros de su autoría. El activista le dijo “siente el arcoíris, para el odio, para las políticas anti-LGBT+”. Un mensaje corto pero muy profundo que, por supuesto, quedó en la historia de ese país porque obviamente salió en todos los medios y causó también miles de comentarios.

Entonces, ¿tiene algo de malo usar glitter para protestar? Nostrxs creemos que no, en absoluto, sobre todo porque siempre ha sido un acto meramente pacífico y simbólico, una invitación abierta a recapacitar y a sentir los colores de la diversidad, en algunos casos, y para reaccionar ante la violencia, en otros. Debemos ser más empáticos y ponernos a pensar en los motivos por el cual se hacen las protestas, antes de que empecemos a criticar y ponernos bien críticos no más para sentirnos cool.