Drag Queen pide préstamo para casarse… ¡con ella misma!
Tener un alter ego le llevó a tomar esta decisión.
Noticia

En... noticias locas que topamos online, hoy presentamos: drag queen pide un préstamo para casarse con ella misma. Sí, esto es 100% real no fake news y nos pareció curioso e interesante para platicarlo con ustedes, amix radicales, ya que nos hemos puesto a pensar en las distintas vertientes que una decisión así podría sacar a flote. 

Pues resulta que un vato llamado James Hilton Harrell tiene a su alter ego en forma de drag queen llamada Diane A. Lone, y cuenta que, después de tener algunas tristes experiencias en dating, le llegó una publicidad en la que hacían préstamos de dinero para cualquier cosa, y así de la nada se le ocurrió que no estaría mal pedir esa lana para organizar su boda, que sería con él/ella mismx, entonces aplicó y pum, se aprobó su préstamo.

Entonces esto nos puso a pensar cuáles podrían ser las razones para tomar esta decisión. ¿Será cuestión de amor propio? Claro, no es muy seguido que veamos a alguien casándose con su alter ego; o hablando de egos, ¿será simplemente un ego enorme y entonces nadie más que ella misma le merece? O, tomando en cuenta su historia previa, podría ser todo lo contrario, una autoestima bajísima al no tener éxito con sus dates y por eso tuvo la necesidad de darse amor propio de una forma exagerada. O quizás solo buscaba dar un mensaje.

Resulta que la boda sí se realizó y que hubo 50 invitadxs, familia y amix cercanxs, y aunque a varixs les sacó de pedo esta decisión, todo el mundo aceptó ir y celebrar la unión de James con Diane. Y bueno, todo esto podría verse desde distintas perspectivas, pero es la misma drag la que cuenta su historia y confiesa que el nombre de su alter ego es un juego de palabras que simula uno de sus principales miedos: morir solx (dying alone). 

Esa sensación de soledad le motivó a tomar esta decisión, y de hecho sí le ayudó a levantarle los ánimos, sobretodo al ver que todxs sus invitadxs le demostraron amor y respeto, eso le hizo sentir súper chido. El pedo vino después al regresar a la normalidad, porque sí, la boda fue todo un éxito y lo que quieran, pero una vez que se terminó, todo el mundo volvió a su vida real y James mismo ha vuelto a experimentar salir con alguien, pero cuenta que ahora tiene una mejor autoestima porque ha valorado más que antes, el hecho de ser una persona que acepta tanto su identidad masculina como la femenina.

Cada quien tiene derecho a hacer lo que crea necesario para sentirse mejor, y aquí también vemos lo importante que es estar rodeadxs de gente que nos quiera y acepte tal y como somos, porque a veces necesitamos sentir esos apapachos para poder seguir adelante. Al final nos sigue sonando loquísimo que a alguien se le ocurra casarse con su alter ego, pero al parecer la historia ha tenido un resultado positivo.