De Kendall Jenner a Lily-Rose Depp, el legado más vigente de Karl Lagerfeld
Un buen diseñador sabe elegir muy bien a sus musas
Noticia

El mundo del diseño de modas se encuentra de luto con la muerte de Karl Lagerfeld, un señorón cuyo trabajo ayudó a posicionar la fama de marcas como Chanel y Fendi, gracias a su visión transgresora en los diseños. Y aunque las prendas como tal son causa de admiración, hay una parte muy cabrona que provoca que las marcas se posicionen mejor: las celebridades y modelxs que las representan.


Foto: © Getty Images

Varias generaciones pasaron por los diseños de Lagerfeld, desde actrices y modelos súper consagradas como Catherine Denueve o Kate Moss, hasta chavitxs hijxs de celebridades, como Lily-Rose Depp. A pesar de haber sido un hombre ya muy grande (85 años); su visión era muy amplia, lo que le permitía continuar sorprendiendo a la industria con diseños frescos hechos para las generaciones más jóvenes.


Foto: © Getty Images

¿Podemos hablar de una renovación generacional? Sí, chequen nada más los siguientes nombres.

Lily-Rose Depp. Hija de Johnny Depp. Ya la mencionamos, pero lo volvemos a hacer porque la morra rompió las redes sociales en 2015 cuando a sus 15 años modeló por primera vez para Chanel.


Foto: © Getty Images

Kendall Jenner. Muchxs la ubicamos por el reality show ‘Keeping Up With The Kardashians’, pero esta mujer fue una de las predilectas del señor Lagerfeld en la última década, elegida en varias ocasiones para abrir o cerrar sus pasarelas.


Foto: © Getty Images

Willow Smith. Hija del conocido como príncipe del rap (Will Smith), comenzó a modelar para Chanel también a los 15 años. Su porte afroamericano le permitió ser una de las modelos más exóticas de Lagerfeld.


Foto: © Stéphane Feugère

Hudson Kroenig. ¿Y este morrito qué onda? Es hijo del modelo Brad Kroenig, y su carrera comenzó en 2011 cuando tenía 2 añitos nada más. Desde entonces, entre tanta ternura y elegancia, se convirtió en una inspiración para Lagerfeld, es por eso que se le veía muy seguido en pasarelas donde el modista interviniera.


Foto: © BestImage

Hasta sus últimos momentos llevó consigo una de sus frases más famosa: “me gusta ser creativo todo el tiempo. Si no, estaría aburrido, y el aburrimiento es un crimen”.