De esta forma podrás mandar al estrés alv… al menos un rato
Seguir estos consejos podría mejorar tu día.
Noticia

Inspirados por nuestrxs jóvenes mexicanxs que recientemente se inventaron unas gomitas para combatir el estrés, fue que quisimos retomar este tema tan común y tan jodido. Sí, el estrés, el maldito estrés que nos chinga en la escuela, en el trabajo, en la familia, en la cotidianeidad, algo que quisiéramos mandar alv todo el tiempo, pero cuesta un huevo hacerlo.

Muchas veces la presión que sentimos por entregar cosas a tiempo, o por responder a estereotipos de la sociedad, nos pone en una situación tensa que afecta tanto física como emocionalmente, ahí aparece el estrés para modificar nuestro estado de ánimo, y si dejamos que se acumule, podemos convertirnos en otra persona y volvernos bien pinches explosivxs.  

Pero bueno, para esto les tenemos algunos consejitos que podrían ayudarles a relajarse un leve mientras andan con el estrés por las nubes, aunque por otro lado, también sabemos que hay gente que reacciona mejor cuando está estresada, ironías de la vida, whatever. Cada quien usa los métodos que les funcionen, pero maybe algo de lo que les recomendaremos podría causarles curiosidad. 

Salgan a caminar un rato. Y si quieren pónganse sus audífonos, porque un mini break de tus actividades diarias siempre es bueno, así te tomas unos minutitos para estar contigo y dejar de pensar un poco en los pendientes que te traen hasta la madre. Hablando de audífonos, si andas en la chamba puedes de hecho refugiarte un rato en tu música, ponte algo que te relaje o distraiga y aíslate del mundo por un ratito.

Saca tu lado artístico. Pinta, dibuja, escribe algo literario o lo que sea, o agarra uno de tus libros y date unas cuantas páginas. Cualquiera de estas actividades pone tu mente en otro lado y así sin darte cuenta, te relajarás un chingo, además las puedes hacer en cualquier momento del día. Ya para algo más nocturno, pues vete con tus compas o tu morrx a un karaoke o a bailar, cantar a lo estúpido y mover tu cuerpo como si no hubiera fin pondrá tu cuerpo y mente en otro mundo.

Habla como perico. Sí, esa frase que tanto usan nuestrxs abues puede ser bien útil en ratos de tensión, puedes hablar con alguien de confianza que esté cerca de ti, o darte unos minutos para llamar por teléfono, quizás en esos momentos necesites que te escuchen más que escuchar, así que no te limites. 

Normalmente cuando andamos así pues buscamos comer o fumar o beber lo primero que se nos atraviese, y vaya, no es que esté mal como tal, pero busquen alimentos saludables como granos y cereales, una barrita o una galleta peque puede servir para calmar tu ansiedad del momento, y en cuanto a bebidas, deja el café o el alcohol para otros momentos, mejor échate mucha agua, o un té verde o uno de esos jugos antiestrés que encuentras en la calle.

Claro, da mucho amor y deja que te den amor, esto va desde un abrazo fuerte y sentido de algún amix, hasta un ratote de sexo intenso con quien tengas tus ondas. Un cuerpo relajado equivale igual a una mente relajada, entonces pues esto no es un mito, es 100% real no fake. 

Opciones hay miles, pero la meta es la misma, así que aplíquense, quiéranse a ustedes mismxs  y no dejen que las presiones y críticas del mundo les joda la existencia.