Como queramos, cuando queramos y con nuestras reglas, ese sería el trabajo ideal
Pero no, tú prefieres celebrar el Día del Trabajo godín.
Noticia

Hoy es el famosísimo Día del Trabajo, y aquí en México a tooodo el mundo le cae re bien, porque es un pretexto para relajarse e irónicamente, no trabajar. Eso nos hace cuestionarnos mucho sobre lo que significa chambear acá, seguir reglas, horarios, perder tiempo a lo idiota en traslados, y sobre todo, ponernos a pensar en cómo sería nuestro trabajo ideal.

Tomemos en cuenta que somos un país con un chinguísimo de millones de habitantes, muchos tenemos intereses parecidos y por eso, la competencia puede ser mayor. Sin embargo, es gracias a eso que también muchos tienen la iniciativa de emprender y chambear por su lado, independientemente de las oportunidades que puedan abrirse en algunas empresas.

La neta nadie va a negar que queremos ganar mucha lana, ¿a quién no le encanta?, pero el panorama ideal es que podamos usar ese money cuando nos dé la gana y para lo que queramos, algo que no se puede hacer perteneciendo a alguna oficina godín, pues ahí tienes que esperar un año para tomar vacaciones y tienes que respetar un horario de hueva y todas las reglas que a tus jefes se le ocurran, muchas de ellas creadas hace siglos, con una visión la neta medio a la antigüita.

Aquí es donde sacamos toda esa esencia DYI que nos caracteriza, porque somos capaces (o deberíamos, al menos) de crear nuestros propios proyectos y rodearnos de gente creativa con la que podamos colaborar. Así que, para no echar tanto choro, vamos a ennumerar algunas características puntuales de cómo sería el trabajo ideal.

  • Sé tu propio jefe. La neta, para qué andar cumpliendo las expectativas de alguien que no eres tú, lo ideal es que tú mismx te pongas metas y hagas todo por cumplirlas, para tu propio beneficio y éxito, no el de alguien más.
  • Ten un horario flexible. Ya no estamos en la escuela, ya no necesitamos educación ni disciplina en ese sentido. En el momento que quieras y te sientas con ganas, serás capaz de sacar la chamba, no necesitas jornadas militares para cumplir tus pendientes.
  • Trabaja desde donde quieras. Trasladarte a una oficina te quita tiempo, y además, con todo el pedo digital que nos inunda es facilísimo hacer las cosas desde prácticamente cualquier sitio. A la gente le encanta tener un control sobre ti y crear juntas inútiles, pero sabemos que todo puede resolverse con una llamada, un mail o un whatsapp. No nos hagamos pendejxs.
  • Crea tus propias metas. Esto va ligado con el primer punto, pues a veces con un jefe tenemos que esperar siglos para un aumento o para proyectos más interesantes, solo porque así lo dictan los cánones del trabajo. Si nos hacemos propias metas y las cumplimos, vamos a crecer poco a poco sin depender de alguien más. De hecho, la independencia es un elemento crucial en nuestra vida.
  • Haz lo que te apasione. Esto suena hasta medio teto, pero por tener dinero, muchxs aceptan chambas en las que son buenxs, pero que no les causa mucha pasión. Don’t fucking waste your time!

Estamos cambiando al mundo, y aunque aún hay escenarios medio utópicos para algunos de estos puntos, debemos seguir con iniciativas y luchar para encontrar esas formas ideales de vivir que nos hagan aprender y sentirnos felices.