Billie Eilish y Ariana Grande triunfaron en el primer fin de semana de Coachella 2019
J Balvin y Bad Bunny también pusieron a bailar a los miles de asistentes.
Noticia

Coachella es uno de los festivales más populares en el mundo, gracias a que en él se juntan varios de los artistas más famosos del momento para dar shows memorables durante dos fines de semana distintos. El primer fin de semana de la edición 2019 acaba de pasar, y nos dejó un gran debut de Billie Eilish, además del triunfante show de Ariana Grande, que era sin bronca uno de los más esperados del festival.

Y es que a pesar de que mucha gente en redes sociales se ha quejado por la apertura de géneros que ha tenido el Festival Coachella (abran su mente, rockeros), parte de su atractivo es que bien puedes ir a escuchar rock, electrónica, reggaetón y hasta k-pop, es la unión de culturas y gustos en un solo lugar. No por nada desde hace algunos años comenzaron a usar el streaming (tanto live como delayed) a través de su canal de youtube, porque muchísima gente que no puede ir, se queda súper al pendiente desde su cel o lap.   

Y con esa apertura de géneros y artistas es que fuimos testigos del debut de Billie Eilish, quien a sus 17 años ya tenía al público a sus pies, y no solo al público, también a famosos como el mismo Justin Bieber quien en su twitter escribió que estaba orgulloso de ella. Esta chavita la está rompiendo cañón, pareciera que ya tiene un rato en la industria y que es experta en hacer conciertos. Su conexión con el público estuvo cabrona.

El show de Ariana Grande fue una tremenda fiesta. Su gran voz es el principal motivo de emoción, pero también toda la producción que se carga: muchas luces, los bailarines, la escenografía, invitados de lujo como Nicki Minaj, y hasta una orquesta en algunas de sus rolas. A la chaparrita no le quedó nada grande Coachella, al contrario, demostró el porqué ella es la headliner del fest.

El flow latino también fue un highlight del fin de semana. J Balvin prendió muchísimo a la gente, el perreo se puso re bueno y se hizo intenso cuando al escenario se sumó Rosalía, ambos le echaron mucho fuego.

Luego fue Bad Bunny el que con su trap también puso al público a moverse a todo lo que da, el mismo J Balvin salió a cantar con él, y eso estuvo de huevos, pues son dos de los más grandes exponentes de este género en la actualidad.

Obvio hubo mucho más, también artistas como Tame Impala, The 1975, Childish Gambino, Blackpink, DJ Snake o Janelle Monae triunfaron e hicieron que los asistentes sintieran que, el estar ahí, fuera una de las mejores decisiones de su vida. Ahora esperemos ver más sorpresas durante el segundo fin de semana del festival.