Billie Eilish quiere que la gente deje de criticar a los demás por su forma de vestir
El slut shaming es una actitud súper común en los adolescentes.
Noticia

Billie Eilish, siempre Billie, una chavita de 17 años que tiene al mundo a sus pies gracias a su enorme talento pero también a su forma de ser. Una de sus características más llamativas es su vestimenta, siempre colorida y bien holgada, que obvio muchos amamos, pero que también ha provocado la crítica de cierta gente a la que solo le gusta chingar porque, según ellos, su forma de vestir no cumple con los estereotipos de feminidad.  WTF!

A esto le podemos llamar slut-shaming, que traducido al español sería algo así como “tildar de prostituta”, pero en este caso no hace nada de sentido (bueno, esos prejuicios nunca hacen sentido en realidad), aquí se refiere más a no cumplir los estereotipos de género de acuerdo con los outfits. El rollo es que hay gente que piensa que ella viste de esa forma “poco femenina” a propósito, cuando nada tiene que ver con eso, de hecho, hace poco se sinceró sobre el problema de dismorfia corporal que carga desde morrita, y que tiene muchísima relación con su estilo. 

Y como bien lo sabemos, ella hace lo que le da la gana, y en la vestimenta no es la excepción: “la forma en la que visto no es necesariamente femenina, o girly, o lo que sea. Yo no digo ‘oh, voy a usar ropa holgada solo porque es holgada’, nunca es así. Visto lo que quiero vestir, y ya.” Comentó en una reciente entrevista. A pesar de que también recibe muchos comentarios positivos al respecto, estos podrían tener cierto tinte de slut shaming.  Un ejemplo de este tipo de comentarios, según su apreciación es el siguiente: “Me gusta que te vistas como chico, así otras chicas pueden también vestirse como chicos, y entonces no parecerán putas”. 

Sí, la forma de pensar de algunos puede ser bien jodida, por eso Billie pide que se dejen de hacer estos comentarios y que en vez de fijarse en lo que podrían significar los outfits para las personas, que mejor se fijen en lo cómodos que podrían serles. Y pues la neta tiene toda la razón, simplemente deberíamos vestir como queramos sin tener que complacer a alguien mas que a nosotros mismos, con la ropa del color y tamaño que sea, con tal de que nos guste y haga sentir contentos. Así de simple.