Billie Eilish, la cantante de 17 años que está volviendo loco al mundo
Su álbum debut ‘When We All Fall Asleep, Where Do We Go?’ es una joya.
Noticia

Mientras tú y yo estamos buscando las tendencias con las que hoy nos van a divertir las redes sociales, Billie Eilish está en algún lugar de gringolandia viendo cómo ella ES la tendencia. Y esto es porque después de haberlo anunciado el año pasado y haber generado un chingo de expectativa, esta morra de 17 años por fin lanzó su álbum debut ‘When We Fall Asleep, Where Do We Go?’, y el mundo está volviéndose loco.

A pesar de que dijimos que este es su álbum debut, en realidad ella comenzó a sacar sencillos pegajosos por ahí del 2015, y en 2017 lanzó un EP llamado ‘Don’t Smile At Me’, y fue ahí cuando todo el boom comenzó, o sea, cuando tenía apenas 15 años. Montones de chavxs comenzaron a seguirla en redes sociales, pues ese estilo medio darkie pero rosita, medio rudo pero tierno, le comenzó a formar una identidad que bien hace sinergia entre su imagen y el sonido de su música.

¿Alguien se atreve a catalogar su estilo musical? Es pregunta seria, porque la neta es que escuchamos muchas cosas en una: pop (obviamente), trap, electrónica, rock (alguito hay de eso), etc. Es un trabajo que tiene sus lados oscuros, muy oscuros en realidad, pero que luego contrasta (o mejor dicho, se complementa) con soniditos bien catchy y un mood súper bailable. Hay un humor medio ácido incrustado en su alma.

La morra habla de ella misma, de sus experiencias, de lo que le rodea y lo que le importa; nos pone a pensar y nos mete en la cabeza de qué forma sacar todos esos pensamientos que tenemos pero que luego nos da miedo externar. Es brutalmente honesta, y ahí es donde está parte de su encanto, porque sus historias también pueden ser nuestras historias. Además, ha sabido rodearse de la gente correcta, nada más basta con topar la muy buena producción de su álbum, y ver los videoclips de ‘Bad Guy’ o 'When The Party's Over' para darse cuenta que se le ha echado la mano para crear su identidad.

Así que, si al momento de estar leyendo este texto aún no has escuchado su álbum, considérate un fan no consumado y ve corriendo a escucharlo, no mames.