Bebidas con cannabis, un nuevo mercado que quiere causar gran impacto en la sociedad
La legalización de la marihuana en varios países permite que las empresas entren al juego.
Noticia

Cualquier tema es buen pretexto para que las empresas metan su creatividad y se inventen algo, y más cuando se trata de un pedo vigente y mundial como la marihuana, que cada vez se legaliza en más y más países. Si bien su “nivel de legalización” puede cambiar dependiendo el país o región, pues hay lugares donde solo se permite con fines médicos y otros con libertad totalmente recreativa, ya hay iniciativas que quieren revolucionar los mercados, como las bebidas con o sin alcohol hechas con una porción de cannabis.

El año pasado (2018) en Canadá se vivió un momento histórico cuando se legalizó la mota para fines recreativos, causando chingo de felicidad entre los habitantes y claro, las compañías. Así entonces la productora de cannabis, Canopy Growth, se movió de inmediato y creó una alianza con Constellation Brands, una empresota que produce e importa cerveza ¿Y para qué se unieron? Pues claro, para comenzar a crear bebidas que tengan un poquitín de pot.

Pero hay quienes ya se adelantaron, como Cannabiniers, una marca que también utiliza la marihuana para crear productos naturales y seguros para sus consumidores, y quienes intentan revolucionar el mercado con y quienes ya tuvieron la idea de sacar su propia bebida a base de mota. Esta bebida es Two Roots y ya se comercializa en algunos lugares de gringolandia, y se espera que pueda expandir su mercado en el transcurso del año. Estas bebidas no tienen alcohol, pero con ese toquecito de mota sí puede emular alguno de los efectos que las cervezas podrían tener, lo bueno es que aquí no hay ni crudas ni vómitos ni nada de eso.

Este tema apenas va a despegar pero seguramente tendrá un impacto cabrón, tanto en el económico (la mota genera un chingo de lana, lo sabemos), como en el social, pues estas bebidas no son para sustituir a las chelas o la sabanita de mota, sino para tener una alternativa líquida para cuando el alma pida un poquito de mosh.