Acciones que podrían ayudar a prevenir el suicidio
Conocer la salud mental de nuestros seres queridos es indispensable.
Noticia

Amix radicales, la salud mental es un tema que hemos tocado mucho porque bien sabemos que una de las características de nuestra generación es la depresión, algo que la neta, nos gustaría cambiar. La depre, el desencanto, el enojo y la tristeza, pueden ser elementos que conduzcan al suicidio, y por eso, hoy nos gustaría compartir algunas experiencias y tips que pudieran ayudar a prevenirlo

Nos gusta tocar estos temas también, porque sabemos que no hay muchos espacios donde se hable al respecto. No es común que en las escuelas nos toquen estos temas a edad temprana, tampoco que nuestros padres se sientan a hablarnos del suicidio, si acaso es con nuestros amigos con quienes podemos compartir puntos de vista al respecto, pero igual es complicado abrirse completamente. 

Por eso, el primer consejo que damos es justo este: platicar sobre el suicidio. Sí, es un tema delicado que si se toca puede prestarse a malinterpretaciones, pero la realidad es que hablar de salud mental y sobre todo, conocer la salud mental de nuestros seres queridos es indispensable para entender su comportamiento y obvio el nuestro. Podríamos asegurar que todos conocemos a alguien que ha pensado en quitarse la vida, solo que nos da miedo aceptarlo y hablar del tema.

Algo que es indispensable en estos tiempos, es no tomar las amenazas de suicidio como un jueguito de morros caprichosos, entendemos que si bien pueden existir comportamientos inmaduros, muchas de las personas que amenazan con hacerlo en realidad están pidiendo a gritos ayuda, atención, cariño. Si ustedes conocen a alguien que haya amenazado con hacerlo verbalmente o de forma escrita, acérquense y sin miedo pregúntenle cómo está y qué pueden hacer para ayudarle.

Cuando la gente deja de encontrarle un sentido a la vida es muy complicado, pero no imposible, levantarlas. Por eso es súper recomendable realizar actividades, pueden ser físicas como practicar un deporte o bailar, o creativas como pintar, escribir o tomar fotos, entre tantas. Hay veces que la rutina nos puede meter en un laberinto sin salida, por eso tener una o dos actividades que nos saquen de ella, pueden cambiar para bien nuestro humor y nuestra forma de ver la vida.

Eso de tener un distractor es un consejo que deberíamos tomar, porque sí puede ayudarnos a disminuir los pensamientos depresivos y suicidas. Por otro lado, la presión familiar o social para llegar a ser o hacer lo que los demás piensan de nosotros, es un factor que jode mucho más de lo que imaginamos. Amix, la vida es suya y a quien tienen que complacer es a ustedes mismos, a nadie más, por eso si notan que sus padres les presionan mucho en la escuela o en la chamba o en cualquier otro tema, mejor hablen con ellos claramente y díganles que así no funcionan las cosas.

Si ustedes tienden a deprimirse y se identifican con algo de lo que hemos dicho, háblenlo con la persona en quien más confíen, y como siguiente paso, no descarten la idea de acudir con un profesional, porque a veces lo que necesitamos es que nos escuchen solamente, no que nos juzguen. Ir a terapia sin duda puede reducir el índice de suicidios, porque si bien esta decisión no tiene edad, en los últimos años se ha dado mucho en adolescentes que han perdido las ganas de vivir.

Es normal ver a alguien ansioso, triste, enojado, desangelado o sin ganas de hacer algo, pero si le vemos así ya por mucho tiempo, hay que considerar que podrían ser indicios de suicidio. Si compartimos espacio con esa persona, aunque suene un poquito raro, hay que buscar alejar de ella cualquier cosa que pudiera facilitarle el suicidio: cuchillos, tijeras, pastillas, cuerdas, alcohol, etc. 

Si provocamos que la persona se sienta mejor, más tranquila y cómoda con su vida, seguramente comenzará a cambiar su actitud y sus hábitos, y así poco a poco podríamos ayudar a dar un giro de 180 grados a sus pensamientos y a impulsar que tenga una salud mental óptima.